En la página principal encontrarás los últimos cinco textos publicados en estos apuntes.

Si quieres consultar más escritos búscalos por etiquetas (categorías) o por fecha de publicación. Ambas posibilidades las encuentras en la columna derecha.

Si quieres dejar un comentario, haz click sobre el vínculo que existe para ello al final de cada texto.

23.7.08

Formaciones básicas para manada: círculo de parada

En un documento que publicó en 1987 la Subcomisión Nacional de Manadas de la ASMAC están contenidas algunas indicaciones para hacer formaciones en manadas, a las cuales considera parte esencial del marco simbólico de esta sección.

Según este documento, desde el punto de vist de la utilidad de las formaciones, hay dos tipos de formaciones: las básicas y las de apoyo.



Las primeras son las de mayor uso en la manada: durante juntas en el cubil, en acantonamientos, en cualquier cacería. Las segundas, se utilizan ocasionalmente, a discresión de los viejos lobos.


Círculo de parada: primera formación básica

Desde tiempos de BP el círculo de parada es una de las formaciones más socorridas por los lobateros y lobateras. Nótese que se denomina círculo de parada y NO consejo de roca.


La formación consiste, como su nombre lo dice, en un círculo.


Cómo se realiza

La formación se realiza de la siguientes manera:
  1. El scouter llama con el tradicional grito de "Manada, manada, manada" al cual los lobatos y lobeznas responden: "Manada". Para que los pequeños sepan que se llama a círculo el scouter está parado en posición de firmes, con las manos claramente pegadas a los costados.



  2. La manada se congrega en torno al scouter. El seisenero de la primera seisena en orden alfabético queda frente a su viejo lobo y los demás se forman a la izquierda. Los niños y las niñas tienen que estar unidos por los hombros, en un círculo compacto alrededor del scouter.

  3. Quien ha llamado a la formación extiende los brazos con los puños cerrados, indicando a la manada que abran el círculo, pero tomados de las manos; esto con la finalidad de que el círculo conserve su forma.

  4. El scouter baja los brazos y entonces los seiseneros hacen sus gritos de seisena.

  5. El scouter se coloca en su lugar, que es entre el seisenero de la primera seisena y el subseisenero de la última.

Algunas consideraciones sobre el llamado y la realización de la formación

Hay muchas manadas en las cuales los viejos lobos acostumbran gritar: "Hombro con hombro" y piden a los lobitos y lobitas que les contesten "garra con garra" entre el paso dos y tres.

También es costumbre que el viejo lobo pueda quedarse en medio del círculo para tener mejor control "escénico" de la formación y pueda con facilidad dar instrucciones.

Si hay más de un viejo lobo en la manada, los restantes viejos lobos pueden permanecer fuera del círculo para colaborar a su efectiva realización. Se integrarán a su lugar, cuando el dirigente los llame.

Usos de la formación

En la tradición del lobatismo, se ha aconsejado utilizar esta formación para iniciar y cerrar las juntas de la manada, para realizar ceremonias, para hacer el gran aullido (o gran clamor), para cantar, para hacer juegos.

No hay comentarios.: